PROYECTOS ANTI-SPAM EN EL CONGRESO. (*)

Recientemente han tomado estado público dos proyectos de Ley. Según el autor, que merecen especial atención ya que pretenden regular el correo electrónico y el Spam, y es probable que puedan llegar a tomar estado parlamentario próximamente.

Si bien no son los primeros ni los únicos proyectos sobre el tema, lo particular de ambos es que han sido elaborados en forma independiente por distintas Comisiones de las Cámaras de Diputados y Senadores, unificando proyectos presentados por distintos legisladores.

El proyecto de la Comisión de Informática de la Cámara de Diputados, que incluye cuestiones contempladas en los proyectos originalmente presentados por los Diputados Monti (2841-D-04), Bossa (5828-D-04) y Nemirovsci (5932-D-04), se ha elaborado luego de recibir las opiniones expuestas por diferentes organizaciones y personas vinculadas con el ambiente informático en el marco de las Jornadas sobre el Régimen Legal del Correo Electrónico organizadas por la mencionada Comisión en el mes de mayo de 2005. Sin embargo, su análisis demuestra que muchas de dichas opiniones no han sido consideradas ya que se insiste en la idea de crear un sistema basado en listas de exclusión (sistema opt-out) para no recibir mensajes de correo electrónico comercial no solicitado, cuando la experiencia internacional demuestra que su aplicación ha sido inútil y que es recomendable establecer basados en el consentimiento (sistema opt-in).

En cuanto al proyecto elaborado por la Comisión de Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión de la Cámara de Senadores, que a través del dictamen del 5 de julio de 2005 unifica los proyectos presentados por los Senadores Jenefes (S-2414-04), Curletti (S-249-05) y Guinle (S-495/05), cabe destacar que para su elaboración no se ha consultado a las personas y organizaciones que tienen injerencia en el tema, como son las asociaciones de consumidores, los proveedores de servicios de Internet, las cámaras empresarias o los profesionales de diferentes ramas que se han dedicado a estudiar esta problemática durante años. Y aunque en principio parezca más fácil de poner en práctica que el proyecto de la Cámara de Diputados, su efectividad resulta dudosa.

No cabe duda que es necesario regular el uso del correo electrónico e intentar combatir los problemas que causa el Spam. Pero a poco que se analizan los proyectos mencionados, se desprende que la manera en la que se pretende abordar esta problemática no es la adecuada. Y es sabido que a veces el remedio es peor que la enfermedad.

El spam es un problema complejo y no hay una sola manera de abordarlo. Se requiere un enfoque multidisciplinario y la colaboración de todos los sectores involucrados. Con una Ley no alcanza. Y si no es tecnológicamente neutra, mucho menos. Hay que educar a los usuarios, implementar soluciones tecnológicas adecuadas, recurrir a la cooperación internacional y solicitar la colaboración de las agrupaciones anti-spam, de las asociaciones de marketing, de las cámaras que nuclean a los proveedores de servicios de Internet y de los organismos públicos que tienen relación con este tema para que, todos juntos y coordinadamente, puedan definir cuáles son realmente las soluciones técnicas y jurídicas, adecuadas para combatir y si es posible eliminar este flagelo en forma definitiva.

Mientras ello no ocurra, lejos estaremos de solucionar un problema en constante crecimiento.

Gustavo D. Tanús

(*) Artículo publicado por BLOGGERS REPORT (www.bloggers.com.ar). Julio de 2005.